Puntos importantes del estudio de IDC: La Nube y su influencia en la Transformación Digital

Durante 2018, la situación económica y política de América Latina limitó la adopción de tecnología; sin embargo, la fuerza de la transformación tecnológica global está impulsando todo hacia adelante para acelerar el ritmo de innovación y cambio en las organizaciones, comentó IDC, la principal firma de inteligencia de mercado, servicios de consultoría y conferencias para el sector de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones, durante la presentación de sus predicciones para el mercado Latinoamericano de TI en 2019.

La transformación digital ha dejado de ser un tema futurista y se ha vuelto una realidad en nuestro día a día. Uno de los principales ámbitos que ha sido tocado por esta integración de tecnología es La nube, la cual está desempeñando un papel cada vez más importante en lo que respecta a preparar el contact center para la transformación digital. Muchas empresas alrededor del mundo están reconociendo los beneficios de esta tecnología en materia de reducción de costos y eficiencia operativa.

Con canales digitales y online disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, es fundamental que las organizaciones tengan una infraestructura flexible que les permita satisfacer las demandas de sus clientes. Muchos estudios de grandes firmas, confirman que para el 2021, la nube concentrará más del 30% de las operaciones de contact center de América Latina. Otra importante constatación es que las empresas de telecomunicaciones latinoamericanas están buscando aumentar la eficiencia y reducir los costos, lo que estimula la adopción de novedosas tecnologías, como la inteligencia artificial.

Entre los beneficios más relevantes que las empresas encontrarán con esta transformación digital están:

  • Mayor flexibilidad para responder rápidamente a las necesidades del cliente, especialmente debido al avance de la transformación digital
  • Aumento de la satisfacción del cliente al posibilitar la atención a través de sus canales de preferencia
  • Inversiones en tecnología en virtud del tráfico y volumen de negocios
  • Gestión más simple y eficiente de los contact centers distribuidos en diferentes ubicaciones
  • Recursos de gestión más detallados para agentes tercerizados

En América Latina, la transformación digital es el principal factor que impulsa las inversiones, y se está convirtiendo en una prioridad para los líderes de empresas de todos los mercados. La nube, big data, movilidad y social business, es uno de los pilares fundamentales de la llamada “tercera plataforma”, considerada la base de la transformación digital. En estas áreas, las empresas están generando grandes cambios en sus estrategias de negocio.

El Internet de las Cosas, la inteligencia artificial (IA), la realidad virtual y aumentada son las tecnologías predominantes que dinamizan y aceleran la innovación en América Latina. Con todo, según IDC, el número de dispositivos conectados debe triplicarse en la región para el 2020 hasta crear en las empresas la necesidad de contar con una infraestructura tecnológica que dé soporte a la innovación y atienda las demandas de clientes cada vez más conectados.

Las plataformas en la nube serán el principal soporte del procesamiento de datos necesario para la adopción de tecnologías, como IA, una tendencia cada vez más poderosa en el servicio de atención al cliente.

IDC pronostica que, para 2022, se digitalizará más del 50% del PIB de América Latina, con un crecimiento impulsado por operaciones mejoradas digitalmente. Hacia el final de 2018, IDC estima que el gasto en TI cerrará con un crecimiento del 3,9%. Se espera que 2019 sea un mejor año para la innovación y la inversión, donde el 54% de las compañías aumentará su inversión en TI.

Recientemente, la región experimentó elecciones presidenciales simultáneas en Brasil, México y Colombia, que en conjunto representan el 61% de su población y el 66% de su PIB. Por lo anterior, 2018 se vio marcado por la especulación, la cual tuvo repercusiones en el mercado de las TIC; hacia el final del año, IDC estima que el gasto en TI cerrará con un crecimiento del 3,9%, comparado con 2017.

A nivel empresarial, se espera que 2019 sea un mejor año para la innovación y la inversión: El 54% de las compañías encuestadas en una reciente investigación de la consultora aseguró que aumentará sus gastos en TI, y sólo el 17% planea gastar menos que en 2018. Los analistas de IDC vislumbran que, durante 2019, la industria de TI crecerá a una tasa del 8.2% en dólares constantes, y el gasto en los pilares de la Tercera Plataforma (movilidad, nube, big data, analítica, y herramientas sociales) capturará aproximadamente la mitad del presupuesto, pero crecerá a un promedio del 5%. En consecuencia, las 10 predicciones de IDC Latinoamérica para 2019 actualizan diversos temas clave, como la economía de digitalización; la distribución y especialización de la nube; las tecnologías que aceleran el desarrollo de aplicaciones; el creciente papel de la inteligencia artificial, y el constante cambio de los desarrolladores; para lo cual se explican a continuación:

 1.     Para 2022, se digitalizará más del 50% del PIB de América Latina, con un crecimiento, en cada industria, impulsado por ofertas, operaciones y relaciones mejoradas digitalmente. De 2019 a 2022, se invertirán casi 380 mil MDD en gastos relacionados con TI.

2.     Para 2022, casi el 70% de todo el gasto en TI, en América Latina, se destinará a las tecnologías de la Tercera Plataforma, ya que más del 75% de todas las empresas creará entornos de TI "nativos digitales" para prosperar en la economía digital.

3.     Para 2022, más del 20% de las implementaciones en la nube, en Latinoamérica, incluirá Cómputo en el Borde (Edge Computing), y el 15% de los dispositivos y sistemas de Front-End ejecutará algoritmos de inteligencia artificial.

4.     Para 2020, el 60% de todas las aplicaciones nuevas, en Latinoamérica, presentará arquitecturas de microservicios que mejorarán la capacidad de diseñar, depurar, actualizar y aprovechar el código de terceros; el 25% de todas las aplicaciones de producción será nativo en la nube.

5.     Para 2022, una nueva clase de desarrolladores profesionales que producen código sin scripts personalizados expandirá la población de desarrolladores en un 15%, acelerando la transformación digital.

6.     De 2018 a 2023, con nuevas herramientas/plataformas, más recursos humanos, métodos ágiles y la reutilización de código, cerca de 30 millones de nuevas aplicaciones empresariales lógicas serán creadas por desarrolladores latinoamericanos.

7.     Para 2022, el 15% de la computación en la nube pública se basará en procesadores que no sean x86; para 2022, las organizaciones gastarán más en aplicaciones de SaaS verticales que en aplicaciones horizontales, especialmente aquellas que aprovechan una ventaja competitiva local o regional sobre las empresas globales.

8.     Para el 2024, las interfaces de usuario habilitadas por AI y la automatización de procesos reemplazarán un cuarto de las aplicaciones basadas en pantalla actuales; para 2022, el 25% de las empresas utilizará tecnología de habla conversacional en aplicaciones relacionadas con la experiencia del cliente.

9.     Para 2022, en América Latina, el 20% de los servidores encriptará los datos en reposo y en movimiento, más del 20% de las alertas de seguridad será manejado por automatización basada en inteligencia artificial, y más de 5 millones de personas tendrán identidades digitales basadas en blockchain.

10.  Para 2022, las 4 "Mega Plataformas" de Top Cloud albergarán el 70% de las implementaciones de IaaS/PaaS en América Latina, pero para 2024, el 80% de las 1000 empresas más importantes de América Latina mitigará el riesgo de secuestro contractual a través de tecnologías y herramientas multicloud/híbridas.

La industria de TI está entrando en un período de transformación dramática y disruptiva, definida por: Una integración cada vez más profunda de los servicios y tecnologías digitales en la economía global; una amplia reinvención de los entornos de TI de las empresas para competir en la economía digitalizada; un cambio hacia las plataformas de nube pública (y sus ecosistemas) como las fuentes principales para la innovación tecnológica fundamental; la creciente capacidad de ejecutar capacidades en una topología de nube ampliamente distribuida, incluidos centros de datos locales y ubicaciones de todo tipo y, cada vez más, en entornos de nube de múltiples proveedores; un cambio importante dentro de empresas de todos los tamaños y en todas las industrias hacia herramientas, tecnologías y prácticas ágiles/DevOps que aceleran radicalmente el ritmo (y el volumen) de la innovación digital; la integración de tecnologías y soluciones de inteligencia artificial en todos los aspectos de las empresas; y una expansión masiva de casos de uso habilitados directamente por una infraestructura de TI especializada y aplicaciones y servicios centrados verticalmente.

A medida que las industrias y la economía global cambian cada vez más hacia este mundo digital, la prioridad número uno de los CXO debe ser preparar a sus organizaciones para la carrera de reinventarse en la era de la innovación multiplicada. Y, a medida que aumenta la dependencia de las empresas de tecnología, los CXO deben evaluar cuidadosamente a sus proveedores de TI: seleccionando aquellos que también se están reinventando agresivamente a sí mismos y sus ofertas para la economía digitalizada.


Deja un comentario